Consultoría corporativa

Al servir a nuestros clientes, siempre tenemos en cuenta las necesidades individuales y la seguridad jurídica. El buen general es un consejero del gobernante. Si un asesor tiene una gran habilidad, el país se convierte en una superpotencia. Si un consejero es incompetente, el país se debilita (Sun Tzu – «el arte de la guerra»). Asesoramiento individual, equipo experimentado, servicio completo – estas son las características que nos distinguen en nuestra cooperación diaria con los clientes. Ofrecemos a nuestros clientes corporativos servicios jurídicos integrales en el ámbito de la constitución de sociedades y sus sucursales, así como en el de oficinas de representación, fundaciones y asociaciones, así como en el de la transformación, fusión o absorción de sociedades existentes (las denominadas operaciones de fusión y adquisición). Además, también ofrecemos a nuestros clientes servicios jurídicos continuos para el trabajo de los consejos de administración y de supervisión de las empresas, así como para las juntas generales ordinarias y extraordinarias de accionistas (o juntas generales). Muchos años de experiencia y especialistas cualificados permiten a nuestros clientes realizar estos procesos de forma rápida y segura. La consultoría corporativa también incluye servicios legales relacionados con la organización de la financiación de las operaciones de las empresas (utilizando fondos propios y externos), la realización de procesos de reestructuración de la deuda corporativa, así como procedimientos de quiebra y reorganización. Prestamos los servicios jurídicos necesarios para el funcionamiento actual de la empresa, incluyendo: elaboración de peritajes, análisis jurídicos, proyectos de acuerdos y contratos, elaboración de proyectos de actos internos, es decir, reglamentos, resoluciones, etc. En nombre de nuestros clientes, negociamos una amplia gama de contratos. Representamos a nuestros clientes en procedimientos ante autoridades administrativas, autoridades fiscales, autoridades de ejecución, tribunales o en procedimientos de arbitraje, desde la preparación de los documentos pertinentes hasta la representación física.